Usar pantallas antes de dormir

by Admin
Usar pantallas antes de dormir y acostarse tarde aumenta el riesgo de sobrepeso infantil

Usar pantallas antes de dormir y acostarse tarde aumenta el riesgo de sobrepeso infantil

La combinación de acostarse más tarde de las diez de la noche y utilizar pantallas durante más de treinta minutos antes de ir a dormir se asocia con un mayor riesgo de obesidad y una menor adherencia a la dieta mediterránea en la población infantil.

Así lo demuestra un estudio de la Universidad de Barcelona (UB) publicado en la revista Appetite, que destaca que un porcentaje significativo de niños -el 27,5 % de preescolares y el 35,2 % en edad escolar- pasa más de treinta minutos frente a un dispositivo de pantalla antes de ir a dormir.

«Estos niños tienen un mayor riesgo de desarrollar sobrepeso u obesidad, en comparación con aquellos que se acuestan temprano y no ven pantallas antes de dormir», ha explicado María Fernanda Zerón-Rugerio, primera autora del estudio y profesora de la Facultad de Enfermería de la UB.

Las investigadoras también detectaron que la combinación de estos dos comportamientos provocó una duración más corta del sueño nocturno, que además era de peor calidad, tanto en preescolares como en escolares.

Estas variables también se asociaron con un retraso en los horarios del desayuno y la cena, especialmente a medida que la edad de los niños aumenta.

Además, los niños en edad escolar que mantenían esta combinación de hábitos poco saludables también experimentaron un mayor desfase horario social y hacían menos actividad física.

«Esto es común entre las personas que se acuestan tarde, ya que deben ajustar su hora de despertarse para adaptarse a los horarios escolares en lugar de hacerlo a sus necesidades reales de sueño, por lo que acaban acumulando una deuda de sueño a lo largo de la semana», han detallado las investigadoras.

El estudio se ha basado en datos recogidos a través de encuestas en línea realizadas a 1.133 niños españoles, de los cuales 545 tenían entre dos y cuatro años y 588 entre cinco y doce.

En estos cuestionarios, se analizaban los hábitos de sueño y el uso de dispositivos con pantallas, además de otros indicadores como la dieta o el índice de masa corporal.

Aproximadamente la mitad de los niños pequeños y en edad escolar encuestados pasaron entre uno y treinta minutos frente a una pantalla antes de acostarse (50,5 % y 45,1 %, respectivamente), mientras que el 27,5 % de los preescolares y el 35,2 % de los escolares, están más de media hora.

De hecho, los resultados muestran que solo el 14,2 % de los niños en edad preescolar y el 11,7 % de los niños en edad escolar no ven pantallas y se acuestan temprano.

Las impulsoras del proyecto también se mostraron sorprendidas por los horarios de sueño de los participantes en el estudio.

«Hemos constatado que los niños tienden a irse a la cama alrededor de las diez de la noche. Teniendo en cuenta que se recomienda que duerman entre diez y doce horas, es evidente que muchos niños no duermen lo suficiente», han apuntado.

Ante esta situación, las expertas de la UB han recomendado «adelantar la hora de ir a dormir y reducir al máximo la exposición a pantallas antes de acostarse»

Te puede interesar...