Caminar reduce el riesgo de diabetes tipo 2

by Admin
Caminar reduce el riesgo de diabetes tipo 2

Salir a pasear con regularidad se asocia a un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y si el ritmo de caminata es de unos cuatro kilómetros por hora la reducción de ese riesgo es significativo, señala un nuevo estudio.

Además, cada kilómetro de aumento de la velocidad se asocia a una reducción del 9 % del riesgo, sugiere un estudio de la Universidad de Ciencias Médicas Semnan (Irán) que publica British Journal of Sports Medicine, aunque los autores advierten de algunas limitaciones en los datos.

La investigación revisa estudios previos publicados entre 1999 y 2022, que incluían periodos de seguimiento de entre 3 y 11 años de 508.121 adultos de Estados Unidos, Japón y el Reino Unido.

La diabetes mellitus tipo 2 o no insulino-dependiente supone el 80-90% de los casos de diabetes. Produce trastornos metabólicos caracterizados por una elevación inapropiada de la glucosa en sangre (hiperglucemia), que da lugar a complicaciones crónicas por afectación de grandes y pequeños vasos y nervios.

El análisis de los datos agrupados mostró que pasear a entre 3 y 5 kilómetros por hora se asociaba con un riesgo un 15 % menor de diabetes tipo 2, independientemente del tiempo dedicado a esa actividad.

Caminar a 5 o 6 kilómetros se relacionó con un riesgo un 24 % menor en comparación con solo pasear, y hacerlo a más de seis kilómetros un 39 % menos.

Cada aumento de 1 kilómetro por hora en la velocidad de marcha se asoció a un riesgo un 9 % menor de diabetes de tipo 2, con un umbral mínimo de 4 kilómetros por hora a 87 pasos/minuto para los hombres y 100 para las mujeres, indica la publicación.

Los investigadores informaron de que algunos de los estudios que emplearon se calificaron con un riesgo de sesgo, principalmente debido a un ajuste inadecuado de factores potencialmente influyentes y a la forma en que se había evaluado la velocidad de la marcha, por lo que los resultados deben interpretarse teniendo en cuenta estas limitaciones.

En todo caso, consideran que hay explicaciones plausibles para los resultados, pues la velocidad de la marcha es un indicador importante de la salud general y un indicador clave de la capacidad funcional.

Otra investigación que publica también hoy BMJ Open se centra en el sedentarismo y analiza su efecto en el riesgo de fibromas.

El estudio encabezado por la Universidad Médica de Kunming (China) indica que más de seis horas de ocio sedentario al día duplica el riesgo de fibromas uterinos y este riesgo parece ser lineal en las mujeres que aún no han pasado por la menopausia.

La investigación incluyó a 6.623 mujeres de entre 30 y 55 años que, entre otros datos, cuantificaron el tiempo que pasaban con juegos de mesa, frente a una pantalla, leyendo, tejiendo y otras actividades similares.

Cuanto más tiempo de ocio sedentario se dedicaba, mayor parecía ser el riesgo de fibromas uterinos. Después de tener en cuenta factores potencialmente influyentes, el tiempo de ocio sedentario de 6 o más horas al día se asoció con un riesgo dos veces mayor que el de las mujeres que dedicaban menos de 2 horas.

Se trata de un estudio observacional y como tal no puede establecer factores causales, además se basó en una evaluación subjetiva de muchos de los factores, recalcan los investigadores.

Una posible explicación de las asociaciones observadas podría ser que el comportamiento sedentario está relacionado con la obesidad, que es un factor de riesgo de los fibromas uterinos, aseguran los investigadores. Tanto el sedentarismo como la obesidad aumentan el nivel de estrógenos en el organismo

Te puede interesar...