Dolores que se pueden confundir con un infarto

by Admin
Dolores que se pueden confundir con un infarto

El dolor en la zona del corazón, cuando está causado por un infarto, se caracteriza porque produce una sensación de opresión en el pecho.

Sin embargo, otras causas como la ansiedad, el reflujo esofágico o el dolor muscular podrían producir síntomas similares.

El Dr. Manel Sabaté, jefe de la Sección de Cardiología Intervencionista del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínic, explica la diferencia entre los dolores que realmente produce un infarto y los dolores que se pueden confundir con el dolor de infarto, pero que no lo son.

“El dolor en la zona del corazón, cuando está causado por un infarto, se caracteriza porque da sensación de opresión en el pecho, se nota como una losa que aprieta. Esta molestia va hacia el cuello e incluso hacia los brazos. Se trata de un dolor que no puede pasar desapercibido, por eso, muy a menudo las personas que lo sufren piensan que se van a morir.” detalla el Dr. Sabaté.

Por este motivo, los profesionales sanitarios recomiendan, ante cualquier sensación aguda de molestia en el pecho, aunque no sea de características tan típicas como las anteriores, consultar con los profesionales sanitarios lo antes posible.

Sin embargo, existen algunas situaciones o enfermedades que pueden causar síntomas se podrían confundir con los de un infarto. Estos son los principales, explica el Dr. Sabaté:

  • Reflujo esofágico: se produce una sensación de dolor que quema y se puede notar en el esófago, cerca del corazón. Esto ocurre especialmente después de comer, al tumbarse. Debido a algún problema digestivo, los jugos gástricos pueden ir hacia el esófago y eso produce la sensación de quemazón. Es por esto que, a veces, los espasmos del esófago pueden ocasionar dolores similares a los de corazón.
  • Dolor muscular en la zona del pecho: este dolor en el músculo pectoral se suele producir después de un esfuerzo o por un golpe. El dolor de un infarto duele incluso estando quieto. Si el dolor es muscular, en cambio, solo dolerá el pecho al moverlo.
  • Trastorno de ansiedad: cuando una persona tiene un ataque de ansiedad puede sentir dolor en el pecho y falta de aire, y le podría hacer pensar que está teniendo un infarto. Sin embargo, ante estos síntomas, hay que consultar con el equipo médico igualmente, ya que las personas deprimidas o con ansiedad también pueden tener un infarto.
  • Consumo de drogas: tóxicos como las drogas pueden producir espasmos en las arterias del corazón y podrían llegar a condicionar infartos. Esta es una de las principales causas de cardiopatía isquémica en personas jóvenes. Cuando una persona joven tiene síntomas compatibles con un infarto, el equipo médico siempre debe preguntar si ha habido un consumo de drogas.

Sin embargo, añade el Dr. Sabaté “El dolor de la cardiopatía isquémica no siempre tiene estas características tan típicas, sobre todo en mujeres, personas mayores y pacientes diabéticos. En algunos casos, puede manifestarse en forma de dolor en la parte alta del abdomen, o como falta de aire.”

Por todos estos motivos, si hay un dolor prolongado en la zona del corazón o del pecho, es crucial llamar al número de emergencias médicas, el 112. A partir de esta llamada con sospecha de un infarto se sigue un protocolo de actuación muy rápido, esto es clave para el pronóstico del paciente. Cuando los profesionales sanitarios llegan al domicilio del paciente realizan el electrocardiograma, y en ese momento ya se puede determinar si realmente ha tenido un infarto.

Señales previas que nos alertan con tiempo

Muchas personas desconocen que existen síntomas previos a un infarto de miocardio que nos pueden alertar de que algo no va bien y adelantarnos. Como informa Álvarez-Vieitez: “El síntoma principal que nos debe poner en alerta es la angina de pecho, es decir, un dolor precordial sobre todo desencadenado por los esfuerzos y que cede con el reposo. También la disnea (fatiga con pequeños esfuerzos), el cansancio y la astenia”.

“Es habitual que los pacientes que han sufrido un infarto, hayan tenido en los días previos un síntoma brusco de alarma”, apunta Pérez. 

  1. Cansancio excesivo
     
  2. Dolor molestias o disconfort en el pecho
     
  3. Incapacidad para hacer ejercicios que antes sí podíamos hacer por dolor o molestias en el pecho que comienza en el centro y suele dirigirse hacia el brazo izquierdo o derecho, hombro o espalda. 

Te puede interesar...

1 comment

La angina de pecho y el infarto - Radio Salut 6 de mayo de 2024 - 13:05

[…] formas clínicas, o dos expresiones, de esta enfermedad de las coronarias, la angina de pecho y el infarto de miocardio, ¿en qué consiste cada uno de estos […]

Comments are closed.