Vértigo posicional paroxístico benigno

by Admin

El IDIAPJGol ha creado una campaña de crowdfunding para financiar una aplicación móvil que permita a los profesionales de atención primaria tratar a las personas afectadas por el vértigo posicional paroxístico benigno

Jose Luis Ballvé investigador principal en el abordaje del vértigo en Atención Primaria: “Hay maniobras que pueden solucionar este problema en una o dos consultas de atención primaria. Sin usar medicamentos”

En Cataluña un 1,5% de la población sufre vértigos. Más concretamente, unas 100.000 personas padecen vértigo posicional paroxístico benigno. Como explica José Luis Ballvé, médico de familia del CAP La Florida de L’Hospitalet de Llobregat, una enfermedad con la que las personas “quedan desorientadas e invalidadas. Parece que todo les da vueltas. Es algo que es muy angustioso”.

Es un caso que un médico ve una vez a la semana o cada dos semanas. En la mayoría de ocasiones, cuando acuden al médico de cabecera se les receta medicación. “El mayor problema es que el vértigo de ese tipo, no se arregla con medicamentos”, explica Ballvé. El diagnóstico se hace a través de la maniobra de Dix-Hallpike y el tratamiento se lleva a cabo con la maniobra de Epley.

Esta maniobra tiene una efectividad del 70% la primera vez que se aplica y 90% la segunda. “Algunos incluso se marchan curados, pero en general en 24-48 horas desaparecen los síntomas de vértigo”, aclara el investigador. Unos síntomas que pueden provocarse por diferentes situaciones. “Una situación de estrés. Un golpe o estar mucho tiempo en una posición muy concreta. Hay muchas ocasiones en las que no se sabe exactamente porque viene”, explica el médico.

Los profesionales reciben cursos de cara a aplicar estas técnicas en los pacientes. Sin embargo, como cuenta Jose Luis Ballvé, “los médicos no estamos acostumbrados a hacer maniobras físicas en la consulta”.

Es por ello que desde IDIAPJGol quieren llevar a cabo una aplicación móvil que complemente este curso. “Es una aplicación sencilla y la idea es que cualquier profesional se lo pueda descargar para complementar con el curso”. Nystavert, así es como se llama la aplicación, incluye un tutorial con las maniobras que se requieren en cada caso y un dispositivo que registra los movimientos oculares en un video. “Con el curso no es suficiente y por eso queremos hacer una aplicación para que los médicos lo puedan solucionar de una forma mucho más rápido”.

De esta forma los pacientes serán diagnosticados en el primer contacto y el problema se solucionaría en una o dos consultas. Hoy en día, el diagnóstico se hace de la forma que explica el médico Ballvé: “Para diagnosticar estiramos al paciente en la camilla. Le provocamos la sensación de vértigo para ver lo que ocurre en sus ojos. Haces un par de movimientos y la gran mayoría en dos días máximo pierden los síntomas”.

Preguntado porque no se aplican estos diagnósticos más frecuentemente, Jose Luis Ballvé cree “que no tiene clamor, pero que mucha gente segura la sufre”. Explica que el hecho de llevar la palabra “benigno”, provoca que no se le de tanta importancia.

Los deportistas también lo sufren

Es una enfermedad que la sufren personas de todas las edades. De pequeños a mayores, pasando por deportistas de élite. Maialen Chourraut, campeona olímpica en Rio 2016 en piragüismo en la modalidad de Eslalom, lo estuvo sufriendo durante 12 “largos” meses. “Una situación muy mala muy invalidante, que no puedes sacar los dias adelante y cuesta encontrar la persona que te da la solución”, explica su experiencia Chourraut.

Cada vez que se levantaba o tumbaba le ocurría lo que le provocó miedo a coger la bici, el coche… “De lo único que te da ganas es de tumbarte en la cama sin moverte”, admite. Hace un mes sufrió su tercer episodio de vértigo y con una maniobra se lo pudieron solucionar. Por ello reclama que la aplicación móvil que quiere desarrollar IDIAPJGol “es un proyecto importante para dar solución a las personas que sufren esta enfermedad”.

Te puede interesar...